Blanca Eekhout Gómez

Artículos

7.nov.2009 / 07:43 am / Haga un comentario

El imperio gringo ha logrado montar en Nuestra América un paragobiernoparamilitar, para matar al pueblo e impedir la unidad del continente; ellos, los paracos, pretenden imponer su agenda de guerra, violencia, terror y muerte. Como dice Hinkelammert “el asesinato celebrado socava cualquier cultura”, es el reino de Caín impuesto por el capitalismo, donde se asesina al hermano y ya no se oculta, se muestra como trofeo a la barbarie.

Los gringos han fomentado guerras en todo el planeta, árabes, persas,  judíos, cristianos, musulmanes; guerras tribales, étnicas, territoriales, cualquier razón o sinrazón es suficiente para impulsar el reino de Caín, la guerra fratricida. Hoy desatan su jauría en la tierra de Bolívar, pretenden los paracos y sus amos, derramar la sangre de hermanos y silenciar con plomo el canto de libertad que se alza en la Patria Grande.

Bolívar trascendió a su tiempo histórico y aun hoy, es un pensamiento y una acción que nos sobrepasa, es la clave para construir el futuro, es el escudo contra la barbarie; él, trazó el mapa, mostró el camino y es la luz que acompaña nuestra marcha. Los paracos no vencerán a los hijos e hijas de Bolívar que nacieron allá y aquí. Ellos tienen amos pero no espíritu, ellos tienen precio pero no valor, ellos tienen pasado pero no historia, ellos cosechan muerte nosotros sembramos vida y futuro.

Estamos en un escenario crítico, pues este es un momento de ruptura, nuestra historia ya no cave en la cárcel mohosa del colonialismo y el imperialismo, nuestra historia está viva, es indetenible y es gigante.  La historia de la Patria Grande es una, allá y aquí; nuestro pueblo es un solo pueblo y nuestro camino es un mismo camino.  Por eso los paracos no pueden dejar que avance la independencia en Venezuela, pues ello implica, inevitablemente, la independencia de la Gran Patria Bolivariana.

Parir es doloroso, sobre todo si se tiene miedo, si se vence el miedo todo tránsito es superable y glorioso; el enemigo intentará impedir el nacimiento de la patria futura; intentará reprimir a través del miedo nuestro espíritu libertario. Pero, sabiendo quienes somos, de donde venimos, y sobre todo, teniendo claro que el camino por donde vamos lo ilumina nuestro gran padre Bolívar, nada impedirá que logremos la Victoria. Los gringos fracasarán en su intento de imponer nuevamente el reino de Caín, contrario a ello, los hijos y las hijas de Bolívar se unirán definitivamente para lograr la verdadera independencia.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.